viernes, 13 de enero de 2012

Detienen a los asesinos de empresario nogalense



Hermosillo, Sonora.- Los presuntos responsables de asesinar a un empresario nogalense propietario de una gasolinera fueron detenidos por elementos de la Policía Estatal Investigadora (PEI); el móvil fue el robo.
La víctima fue identificada como Louis Humberto Higuera Dumas, de 41 años de edad, originario de Nogales, Sonora, quien fue encontrado enterrado la mañana del pasado jueves en la capital sonorense.
José Larrinaga Talamantes, vocero de la Procuraduría General de Justicia en el Estado, reveló que los presuntos homicidas responden a los nombres de Luis Enrique Ruelas Esparza, de 19 años de edad, alías “El Pollo”; y José Oswaldo Díaz Urías, de 18 años de edad, alías “El Díaz”, ambos con domicilio en la colonia Eusebio Kino.
Manifestó que la víctima había sido reportada como desaparecida por sus familiares, ante el Agente del Ministerio Público del Fuero Común, el pasado 9 de enero, quienes dijeron que la última vez que lo vieron fue el 6 de enero, alrededor de las 19:00 horas, en la ciudad de Nogales.
Con dicha denuncia, los agentes de la PEI iniciaron las investigaciones en búsqueda del hoy occiso, cuyo cuerpo fue localizado el día de ayer, aproximadamente a las 18:00 horas, enterrado en el patio de un domicilio localizado en calle Mina Nueva número 1, esquina con Pedro Salas, en el fraccionamiento Pueblitos, en Hermosillo.
En carro del fallecido fue localizado abandonado en la calle Privada Norte, del fraccionamiento Tierra Nueva, siendo un Chevrolet, Malibu, modelo 2006, color plata.
Al ser presentados ante el Ministerio Público, los detenidos manifestaron que contactaron al hoy occiso a través del Facebook y el hoy occiso les proporcionó información sobre sus actividades económicas.
Añadieron que junto con una tercer persona, la cual ya está plenamente identificada y es buscada por las autoridades, planearon citar al hoy occiso en el domicilio donde fue encontrado, con intenciones de robarlo y después privarlo de la vida.
El día de los hechos, ocurridos el 6 de enero, al darse cuenta que la víctima no traía dinero y que no usaba tarjetas de banco, le dispararon con un arma de fuego, calibre .380, en el tórax y posteriormente lo enterraron en el patio de la casa donde fue encontrado.
Los presuntos homicidas despojaron al hoy occiso de una Lap Top, un Iphone, un Ipad y un teléfono de Nextel, los cuales vendieron para obtener dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario