miércoles, 25 de enero de 2012

Mataron a 5 personas en Hermosillo y los detienen

 
Daniel Campoy Ruiz

Francisco Javier Olimon

Lo asegurado a los narcomenudistas
Hermosillo, Sonora.- Los responsables de cinco homicidios cometidos por “ajustes de cuentas” fueron detenidos elementos de la Policía Estatal Investigadora (PEI) asegurándoles armas de fuego, alrededor de 500 cartuchos de diferentes calibres, vehículos y equipo táctico.
La Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE) informó que los presuntos homicidas responden a los nombres de Daniel Campoy Ruiz, de 30 años de edad, originario de Cajeme; y Francisco Javier Olimon Ortega, de 22 años de edad, originario de Hermosillo.
Al momento de la detención, los agentes de la PEI aseguraron a Campoy Ruiz un arma de fuego calibre 40 milímetros, con un cargador abastecido con 8 cartuchos útiles; y a Olimon Ortega una pistola calibre 9 milímetros con un cargador con 15 cartuchos útiles.
En su declaración ministerial, Campoy Ruiz manifestó ser jefe de un grupo delictivo dedicado a la venta de cocaína y “crystal”, y que tenía a su mando a cuatro personas, entre ellas a Olimon Ortega.
Así mismo aceptó, que por deuda de drogas y “ajuste de cuentas” privaron de la vida a: Juan de Dios García Córdova el pasado 14 de septiembre del 2011, en hechos suscitados en Israel y bulevar Lázaro Cárdenas final Poniente y a Manuel Gerardo Marin Jourdain, el 18 de noviembre del 2011 en bulevar Hidalgo, entre Londres y Campodonico, en la colonia Centenario.
La PGJE informó que los sujetos dijeron ser responsables de los hechos en los que privaron de la vida a Fernando Zazueta Álvarez, el 21 de diciembre del 2011, en calle Santa Rosalía número 451, entre Leandro P. Gaxiola y Carlos Caturegli, en la colonia Francisco Eusebio Kino.
Los hoy detenidos señalaron que ese día y en ese lugar privaron de la libertad a los hermanos Ramón Ángel y Luis Eduardo Gámez Córdova, a los cuales posteriormente quitaron la vida, estrangulándolos, para seguidamente trasladar sus cuerpos a la calle Navojoa final Poniente, en un predio despoblado, donde los quemaron.
El Agente del Ministerio Público del Fuero Común, especializado en Homicidios y agentes de la PEI realizaron diligencias en el mencionado predio, donde recuperaron restos humanos de los hermanos Gámez Córdova.
Además llevaron a cabo varios cateos de domicilios ubicados en las colonias 22 de Septiembre y Ley 57 donde aseguraron un arma de fuego, tipo fusil AK-47, calibre 7.62 x 39 milímetros, con un cargador de disco conteniendo 65 cartuchos útiles; una maleta con bolsas ziploc con residuos de lo que parece ser “crystal” y cocaína, una báscula gramera y tres teléfonos celulares.
En dichas diligencias aseguraron también una fornitura con dos cargadores abastecidos con 21 cartuchos útiles calibre 40 milímetros; una segunda maleta conteniendo un portacargador con dos cargadores para arma de fuego calibre 9 milímetros y 432 cartuchos útiles de diferentes calibre; y una tercer maleta con pasamontañas, cuatro pares de guantes, tres cargadores para fusil AK-47 abastecido con 29 cartuchos útiles cada uno, y tres cartuchos útiles.
Además se recuperaron dos vehículos: un Nissan pick up, color blanco, modelo 2008; y un Nissan, Áltima, color gris, modelo 2009, los cuales presuntamente utilizaron para cometer los homicidios y después los pintaron para que no fueran identificados.
Las pruebas de balística que se realizaron a las armas que les fueron asegurados a los presuntos homicidas coinciden con los casquillos que se encontraron en los lugares donde fueron privadas de la vida las víctimas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario