jueves, 2 de febrero de 2012

Ejecutan orden de aprehensión a asesinos de socorrista


Nogales, Sonora.- Un Juez de lo Penal giró una orden de aprehensión en contra de los tres presuntos asesinos de Martina Concepción Mojarro Flores, a quien privaron de la vida el 5 de enero en Nogales.
Se trata de tres adultos y dos menores de edad, a quienes se les ejecutó orden de aprehensión por el delito de homicidio calificado con premeditación y alevosía.
Los procesados son Refugio López Araujo, de 44 años, quien fue internado en el Cereso II de Nogales y los menores Ebenezer, alias “El Mene” de 14 años y Ángel Daniel, de apodo “El Guerito”, de 17 años, quienes fueron recluidos en el Instituto de Tratamiento y Aplicación de Medidas para Adolescentes (ITAMA).
Cabe recordar que Mojarro Flores fue asesinada en el estacionamiento del Súper del Norte, ubicado por el bulevar 2000, de la colonia San Carlos, donde estaba estacionada en su vehículo de la marca Dodge Caravan, color verde, en compañía de sus dos hijos.
Minutos más tarde de los hechos, agentes de la Policía Municipal detuvieron a Refugio López Araujo, de 44 años de edad, alías “El Cuco”, originario de Badiraguato, Sinaloa, como presunto responsable de haber disparado.
Al continuar con las indagatorias, los elementos de la PEI lograron establecer que en el homicidio participaron también los menores Ebenezer, alías “El Mene”, de 14 años de edad; y Ángel Daniel, alías “El Güerito”, de 17 años de edad, aceptando éste último haber sido contratado por un sujeto que esta plenamente identificado y que ya está siendo buscado por las autoridades, para formar parte del plan que se llevó a cabo para acabar con la vida de la mujer de 46 años de edad.
Según lo declarado por los menores, “El Mene” fungió como “punto”, al vigilar a la víctima e informar la hora en la que ésta salió de su casa; mientras que “El Güerito” fue quien presuntamente manejó el vehículo que utilizaron para trasladarse al lugar donde privaron de la vida a la hoy occisa y para posteriormente tratar de darse a la fuga.
El móvil de la ejecución, fue porque la mujer hizo un trabajo de “santería” al autor intelectual y no funcionó, y se negó a regresar el dinero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario