viernes, 8 de febrero de 2013

Asesina a su padrino por dinero en Caborca




Caborca, Sonora.-  Agentes de la Policía Estatal Investigadora, asignados a la base operativa de Caborca, ejecutaron ayer orden de aprehensión en contra de dos sujetos por su presunta participación en el homicidio de una persona, ocurrido el 29 de agosto de 2011, en la carretera que conduce a la región de El Arenoso.
Los detenidos son: Mariano Barbosa León, de 23 años de edad; y Ricardo López López, de 29 años de edad, a quienes se les ejecutó orden de aprehensión por los delitos de homicidio calificado con premeditación, alevosía y traición; robo con violencia en las personas de noche, por dos o más personas, con arma de fuego; así como por asociación delictuosa.
Dichas personas son señaladas por su presunta participación en los hechos donde privaron de la vida a Juan Carlos Suárez, quien era comerciante y cuyo cuerpo fue localizado entre el kilómetro 12 y 13 de la carretera que conduce a la región de El Arenoso. La víctima presentaba una herida producida por proyectil de arma de fuego y su cuerpo fue localizado en el  costado izquierdo de una camioneta de la marca Ford, tipo vagoneta, línea E-250, color blanco, modelo 2002, con placas fronterizas.
Derivado de las indagatorias realizadas por agentes de la PEI, se logró establecer que el autor material del crimen fue Armando Barbosa Briseño, quien el pasado 16 de septiembre de 2012 se quitó la vida en esta ciudad.
Al continuar con la investigación, los agentes establecieron además, que en el homicidio de Juan Carlos Suárez estuvieron involucradas otras personas, entre ellas Ricardo López López, quien sobre los hechos manifestó que había sido invitado para participar en el homicidio, pero que no tuvo participación, aunque dijo haber tenido conocimiento de los hechos.
Así mismo, López López manifestó que Mariano Barbosa León, medio hermano de Barbosa Briseño y ahijado de la víctima, también había participado en los hechos y que éste había sido quien había informado sobre como, cuando y donde se podía ubicar a Suárez. 
Al ser cuestionado sobre ésta acusación, Mariano aceptó los hechos, narrando que fue convencido por su medio hermano para asaltar a su padrino, ya que él trabajaba en la pastelería de la cual el hoy occiso era copropietario.  Por este motivo, conocía todos sus movimientos y tenía conocimiento de que la víctima manejaba fuertes cantidades de dinero.
Mariano Barbosa añadió que primeramente su hermano extorsionó a Juan Carlos Suárez telefónicamente, pero éste no accedió, motivo por el cual él proporcionó rutinas y horarios, e incluso entregó un duplicado de las llaves del vehículo de Juan Carlos Suárez: todo esto para que lo esperaran arriba del automóvil y lo sacaran de la ciudad para asaltarlo. Este plan fue frustrado, ya que el día que habían planeado llevar a cabo este plan,  el hoy fallecido se retiró más temprano.
Posteriormente, el día 29 de agosto al cerrar el negocio, Juan Carlos le pidió a Barbosa Briseño que lo acompañara, con el fin de hacer un pago de 50 mil pesos.  Mariano declaró que a pesar de que su padrino no le informó a donde irían, él tenía conocimiento de que el pago que iba a realizar, era por motivos de una  extorsión.  Las personas que lo estaban extorsionando eran su medio hermano y un cómplice.
Así mismo, dijo que al llegar al lugar acordado, su padrino se bajó del vehículo a efectuar la entrega del dinero y que éste vio cuando Armando Barbosa le disparó a Juan Carlos con una escopeta. Agregó que como eso no estaba planeado, ya que el plan era asaltar a la víctima, él salió corriendo hacia el monte, hasta llegar a un rancho donde pidió auxilio y dio aviso a las autoridades, omitiendo decir la verdad.
Barbosa León declaró además, que posteriormente su medio hermano le entregó 12 mil pesos y lo amenazó con hacerle daño si declaraba la verdad a las autoridades.

No hay comentarios:

Publicar un comentario