viernes, 1 de febrero de 2013

Fallece bebé golpeada por su padrastro



Nogales, Sonora.- A las 6:45 horas de hoy, falleció en el Hospital Infantil de Hermosillo la menor de dos años de edad que fue ingresada el pasado 30 de enero a un nosocomio de Nogales con varios golpes en diferentes partes del cuerpo que le fueron provocados por su padrastro.
Gabriel Ríos Vega, de 31 años de edad y Gloria Leticia Espinoza Román, de 21 años, padrastro y  mamá de la menor, serían consignados hoy viernes por los delitos de lesiones graves que ponen en peligro la vida y violencia intrafamiliar, pero luego del fallecimiento, el Ministerio Público les decretó la medida de arraigo para luego consignarlos por el delito de homicidio calificado.
La Procuraduría General de Justicia en el Estado informó que de acuerdo a la autopsia de ley, la niña de nombre Sherlyn Noemí, perdió la vida debido a edema cerebral por traumatismo craneoencefálico severo, además de que presentaba otras lesiones en diferentes partes de su cuerpo.
Al hospital acudió el Agente del Ministerio Público del Fuero Común, especializado en homicidios y lesiones graves dolosas, con sede en la ciudad de Hermosillo, quien dio fe y ordenó el levantamiento y traslado del cuerpo para realizar las diligencias de ley.
Cabe recordar que el pasado 30 de enero, el padrastro la llevó a un hospital de Nogales para que recibiera atención médica, argumentando que la menor se le había caído.
Al revisarla, los médicos del nosocomio se percataron de que las lesiones de Sherlyn Noemí no correspondían a las heridas provocadas por una caída, por lo que dieron aviso a las autoridades de que había ingresado al hospital una menor lesionada por golpes.
Vecinos del padre biológico de la menor estaban consternados al enterarse del fallecimiento de la bebé, a la cual conocían y querían.
Manifestaron que la menor ya presentaba golpes y la mamá nunca actuó e incluso, la sacó de la guardería para que no detectaran los golpes que la menor presentaba y la dejó al cuidado de un criminal.
Este lamentable caso viene a sumarse al ocurrido la tarde del miércoles 26 de diciembre, cuando Luis Enrique Ibarra Vega de 23 años, asesinó a golpes a su hijastro, un niño de 5 años porque hizo sus necesidades fisiológicas en su ropa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario